APFA - Asociación Profesional de Fotoperiodistas Asturianos
>Categorías:
+ Exposiciones
+ Talleres
+ Novedades
+ Cert?menes
+ Premios
+ Otras Noticias
NOTICIAS | LA ENTREVISTA | LIBROS | GALERIA | RECURSOS | ENLACES | CONTACTO | A.P.F.A. | Facebook
NOTICIAS
> Breves instantes de felicidad - 12/05/2010 [Exposiciones]  

CaixaFórum Barcelona acoge la primera antológica de Lartigue, uno de los grandes de la fotografía del siglo XX


"Ser fotógrafo es atrapar el propio asombro". Durante toda su vida, Jacques Henri Lartigue (1894-1986) fue fiel a esta inquietud.


Desde su más tierna infancia fotografió todo aquello que le conmovía, que le hacía feliz, que le parecía bello y que le servía para luchar contra el paso del tiempo y el olvido. Reconocido como uno de los grandes nombres de la fotografía del siglo XX, su obra ocupa un lugar muy especial en la historia del arte de capturar imágenes: el de un aficionado con talento que siempre habló de la pintura como su principal pasión y de la fotografía como una dedicación secundaria.


Ahora, un cuarto de siglo después de su muerte, CaixaFórum Barcelona organiza 'Un mundo flotante. Fotografías de Jacques Henri Lartigue', la primera gran exposición antológica que se realiza del creador francés en España. La muestra reúne, hasta el 3 de octubre, más de doscientas piezas, procedentes de la Donation Jacques Henri Lartigue de París, entre copias modernas, instantáneas originales tomadas y reveladas por él -algunas de ellas con la técnica estereoscópica-, así como cámaras, cuadernos, agendas y algunos tomos del diario que realizó durante toda su vida.


Las obras que se exhiben hacen especial hincapié en los temas que resultaron una constante durante toda su carrera: la fotografía como instrumento de la memoria, una herramienta para capturar la fragilidad de la existencia y la brevedad de la felicidad. "La vida es algo maravilloso que baila, salta, vuela, ríe y pasa. Y esta materia animada, cambiante, yo quiero inmovilizarla, coger al vuelo la imagen feliz de un instante", escribió en su diario.


La muestra refleja también su particular visión de las mujeres y de un mundo que cambiaba velozmente. "Es difícil entender la obra de Lartigue sin tener en cuenta el contexto social en el que vivió y creció. Él formó parte de una familia adinerada que le permitió tener acceso tanto a las nuevas tecnologías como a las novedades de principios del siglo XX, como fueron el deporte, la aviación o el automovilismo", señala María Canudas, coordinadora de exposiciones de la Obra Social La Caixa. Sus imágenes, por tanto, son contemporáneas a un periodo caracterizado por las convulsiones y los cambios sociales -la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa, la ocupación nazi de Francia, etc-, pero Lartigue no se fija en esos conflictos. Más bien al contrario: remite a la inocencia, a la espontaneidad y a la alegría de vivir.


Pionero del 3D


'Un mundo flotante. Fotografías de Jacques Henri Lartigue (1894-1986') cuenta con más de 230 piezas, de las que 182 son copias modernas de sus obras. Durante el recorrido, el visitante descubrirá 18 instantáneas estereoscópicas modernas recreadas con el efecto tridimensional con las que fueron creadas. Estas imágenes fueron disparadas con cámaras estereoscópicas, muy de moda en la época para captar la sensación tridimensional de la realidad.


La muestra se completa con un espacio titulado 'Los soportes de la memoria', una sala que permite tener una idea clara de las diversas técnicas que empleó. Incluye 23 copias de la época datadas entre 1905 y 1926, tres cámaras que pertenecieron a Lartigue, un visor estereoscópico, ocho copias coloreadas, cuatro álbumes de fotografías originales y seis ejemplares de los diarios y agendas que escribió durante toda su vida.


@ Asociación Profesional de Fotoperiodistas Asturianos - Todos los derechos Reservados 2009
Aviso Legal - Política de Privacidad